Skip to content

Cultura y museos

Posted in Articles

  • 1 El fenómeno es internacional, el término «Museo de la Mujer» y los ingleses El lenguaje es privilegiado (…)

1bien que constituyen una configuración original, reciente y en virtud del Museo de Desarrollo, los museos de mujeres1 son parte de un campo de pensamiento y mayores propuestas.

2 La aparición de estos espacios institucionales está estrechamente vinculada a los movimientos de emancipación y críticos feministas relacionados con la marginación de las mujeres en los organismos oficiales.

3 en el mundo, grupos de mujeres Se han apropiado del museo para que sea un instrumento de valorización, expresión y conciencia. Presentándose de esta perspectiva, los museos de las mujeres persiguen un doble objetivo: por un lado, el de llamar al «género» del museo, destacando que este último no valora tanto como parte del patrimonio de la humanidad y Preservar más particularmente el patrimonio de las mujeres, por otro lado, el de trabajar para los derechos de las mujeres y para el desarrollo de la sociedad. Por lo tanto, su propósito supera el recinto del museo: desean influir en las instituciones y las condiciones de vida de las mujeres. Su reflexión sobre el papel social del museo y los visitantes, y más ampliamente en la población, los reúne junto con la nueva museología y los museos comunitarios. Como se recordó Marie-Odile de Bary y Françoise: «El museo no puede resolver los muchos y complejos problemas de las sociedades modernas, pero junto a otros agentes de desarrollo, tendría un lugar importante para ocupar». (De Bary, Desvallées & Wasserman, 1994: 565). La respuesta particular de los museos de las mujeres frente a la discriminación en todas las áreas de la sociedad es un problema específico que ha sido deficiente los estudios científicos. La mayoría de las investigaciones sobre este tema han sido hechas militantemente realizadas por actores, y principalmente actrices, involucradas en los museos de mujeres o cerca de ellos. Más allá de estos primeros discursos se lleva a cabo un terreno de investigación particular, aún no se analiza, de los cuales este artículo tiene como objetivo presentar una primera exploración. ¿Los museos de las mujeres encajan en una tendencia común y constituyen una categoría de museo singular colocando a las mujeres en el corazón de sus preocupaciones? ¿Existen disimilituidades entre sus acciones? Buscaremos boceto, a través de esta investigación, una tipología de los museos de mujeres centrados en algunos ejemplos, a fin de detener el fenómeno en sus manifestaciones más diversas y buscar comprender cómo implementan sus creencias.

Museos de mujeres: ¡una nueva categoría de museo?

  • 2 Encuesta realizada por la cultura. Este es un proyecto de dos años, que tiene lugar de octubre de 2013 a Sep (…)
  • 3 La Asociación Internacional de Museos de Mujeres Enumera 79 museos de mujeres en todo el mundo, d (…)
  • 4 1 persona: 16%; 2-5 personas: 48%; 6-10 personas: 12%; 11-20 personas: 12%; Más (…)

4 Los museos de las mujeres se distinguen de otros enfoques institucionales, pero se produce un breve análisis al comienzo de las disimilities que pueden existir dentro de esta categoría, como demuestra Se realizó una encuesta internacional en 2013, que ofrece una primera visión general de su diversidad (Grupo de proyectos de cultura, 2014) 2. Estos museos han surgido gradualmente en distintos contextos geográficos e históricos. Aproximadamente ochenta museos se pueden enumerar en todos los continentes, además de las iniciativas de creación en curso.3 La tendencia sigue siendo principalmente occidental: la mayoría de los museos se encuentran en América del Norte, donde tienen veintinueve y en Europa, que tiene veintisiete años, mientras que tiene veintisiete años. Solo existen once museos en Asia, tres en Oceanía, cuatro en África y cinco en América del Sur. Desde la creación del primer Museo de este tipo en 1945, el Museo Nacional de Susan B. Anthony Museum & Casa, en Rochester en los Estados Unidos, el fenómeno se está expandiendo, con fases de falta de aliento y recuperación. En Europa, el primer museo de mujeres, la Fraudenmuseum de Bonn en Alemania, se inaugura en 1981. El aumento de su número de la década de 1980 está en relación con los importantes cambios sociales causados por los movimientos feministas.La categoría se refiere a museos con una variedad de formas: museos in situ o virtuales, con o sin colecciones, desarrollando o no proyectos de exposición fuera de las paredes, pero también estructuras medianas y pequeñas, con importantes medios financieros o, en opuesto, muy débiles. Los museos son principalmente el resultado de la iniciativa individual de una mujer o grupo de mujeres (ibid.: 15). En general, son administrados por pequeños equipos4 y usan voluntarios (Ibid.: 37-38). La mayoría son estructuras privadas sin fines de lucro (Ibid: 18), cuyos recursos provienen de financiamiento público y privado, boletos, servicios comerciales, donaciones y, en menor medida, crowdfunding (ibid.: 40) Es en su mayoría estructuras, de las cuales solo el 10% alberga a más de 36,000 visitantes, con la excepción de algunos museos de mujeres medianas, como Elizabeth A. Sackler Center for Feminist Art, en el Museo de Brooklyn en Nueva York, o la mujer. Galería hecha, en Chicago, que tiene más de 120,000 entradas por año (Ibid.: 34). Algunos son similares a los museos de historia, como el Museo Kvinnohistoriskt en Suecia, o museos de arte, como el Museo Nacional de Mujeres en las Artes de Washington. Sus colecciones pueden relacionarse con la historia de los derechos de las mujeres, las vidas de las mujeres, las costumbres y las tradiciones, la artesanía, el arte feminista, el arte contemporáneo e incluso hacen preguntas sobre la construcción social del género (ibid.: 21). En todos los museos de mujeres son establecimientos que exploran campos tan diferentes como el ejército (Museo de Mujeres del Ejército de los Estados Unidos), el arte (el Centro Internacional de Artistas de Mujeres en Jordania), la infancia (Museo de Chicas, Museo Virtual Americano), o las Ciencias Aeroespaciales (The International Women’s Air & Museo espacial en los Estados Unidos).

  • 5 con motivo de la primera internacional Congreso de museos de mujeres, en 2008, en Merano, Italia.
  • 6 Durante el elegante Congreso Internacional de Museos de Mujeres de 2012, en Alice Springs, Australia
  • 7 Traducido por el autor: «Los museos de la mujer son diversos; reflejan políticos, culturales, artísticos, (…)

5malgrity su diversidad, los museos de la mujer comparten un proyecto de museo específico y se reúnen en sus objetivos (proyecto cultural. Grupo, 2015) que los diferencian de otros museos. Estos museos han cambiado de independencia. entre sí. La creación de una red profesional para remediar su dispersión y su falta de diálogo se ha hecho bastante tarde y solo incluye una fiesta. La red de museos de mujeres 0womeninmuseum), creada en 20085 y se convirtió en la Asociación Internacional de Museos de Mujeres en 20126, acordó una definición en su primera conferencia internacional: «Los museos de mujeres son diversos; reflejan los roles y los políticos, culturales, artísticos, Situaciones económicas y sociales de mujeres en el pasado y en el presente. Conservan y alientan las prácticas culturales de las mujeres, disipen los prejuicios y contribuyen al respeto por las mujeres y los derechos humanos. Son el espejo de la sociedad y también el cambio del mundo. » La preservación del patrimonio de las mujeres está claramente integrado en una dinámica más amplia de sus derechos y desarrollo de la sociedad. El compromiso feminista y el papel social de la institución determinan la existencia de museos de mujeres y influir en sus misiones de preservación, investigación y comunicación. El museo se percibe como un transportista de una función ciudadana y como una herramienta para el análisis crítico, la conciencia y la educación. Los museos de las mujeres se presentan como instituciones incurridas: los valores de igualdad, tolerancia y libertad están en la fuente de sus acciones y los llevan al portavoz de los excluidos, marginados y minorías. El museo se convierte en, en este contexto, con las demandas de una comunidad y actor del cambio social. Las personas invierten a la institución para defender las condenas y afirmar las reclamaciones, lo que las coloca en el corazón de los problemas sociales actuales. Si su propuesta es inédita, los museos de las mujeres son, por supuesto, en un panorama más grande de las reflexiones de género y el papel social del museo. Otros espacios institucionales dedicados a las mujeres existen en los Estados Unidos, países en los que aparecieron los museos de mujeres a mediados de la década de 1940, como los salones de la fama, los museos honran a mujeres excepcionales, memoriales a mujeres y santuarios para mujeres (Danilov, 2005).Más ampliamente, los museos de las mujeres recuerdan a otras iniciativas institucionales dedicadas a la promoción de comunidades discriminadas debido a su orientación sexual o su origen. Aunque se hacen eco de otros museos y que encajan plenamente en la tendencia más amplia de los museos comunitarios y la nueva museología, pueden considerarse una nueva categoría en el paisaje del museo debido a su proyecto. A favor de las mujeres. Sin embargo, el alcance de su propósito, desplegado a escala internacional, hace la cuestión de la relevancia de dedicar sus palabras a las mujeres. Si este último representan la mitad de la raza humana, no son una comunidad ni una minoría, ni verdaderamente un grupo de individuos dados su número y sus disimilitudes. El alcance de este conjunto, de gran complejidad debido a una gran diversidad, ¿no impide ningún intento de analizar o accionar? ¿Por lo tanto, ¿los museos de las mujeres no están expuestos al riesgo de generalización, sin tener en cuenta la multiplicidad de posibles identidades, pertenencias y contextos? Al encarnarse de una manera determinada, no se mezclan, ¿no se ponen puyéndose de forma puramente y simplemente su exclusión y su guardado? Frente a la complejidad del discurso y la posicionamiento de estos museos, ¿cómo proteger las críticas que se dirigen regularmente a ellos sobre el esencialismo, las generalidades y la marginación?

6 La exploración de la diversidad de la El fenómeno de los museos de las mujeres se puede establecer desde varias perspectivas, desde un punto de vista histórico y geográfico, para estudiar su desarrollo en el tiempo y el espacio, desde un punto de vista formal, a partir de su colección o dimensión. Sin embargo, después de este primer recorrido por el horizonte, parece esencial enfatizar la forma en que dan forma a sus ideales en la práctica del museo. En este sentido, los siguientes cuatro tipos se pueden distinguir, no exhaustivamente, pero para viajar más fácilmente la multiplicidad de las respuestas ofrecidas por estos museos. El primer tipo se desarrolla en torno a la función de conservación, trabajando en la legitimación y la visibilidad de la herencia artística de una mujer. Los otros tipos se organizan en torno a la función de comunicación: una, dando el piso a las mujeres en un discurso de museo participativo cuyo alcance se amplía a escala internacional; el otro, realizando acciones hacia las mujeres que pertenecen a las minorías marginadas; Y lo último, agarrando el museo para que sea un lugar de memoria, homenaje y defensa de los derechos de las mujeres.

Reconocer el patrimonio de las mujeres

7au Pecho de esta tipología, el Museo Nacional de Washington Las mujeres en las artes (NMWA) encarnan el primer tipo de establecimiento. Este museo enfoca su acción sobre la conservación y mejora de las obras de artistas de mujeres. El desafío del museo es legitimar el patrimonio artístico de las mujeres al darles visibilidad y reconocimiento en el espacio del museo. Se centra en el problema de su recibo por los organismos oficiales y su marginación al tomar la estructura del museo como un lugar de poder institucional con un alcance político y legítimo. El caso específico de las colecciones artísticas, a las que se dedica el Museo Nacional de Mujeres en las Artes, conduce a intereses de manera más amplia en la preservación del patrimonio de las mujeres. Su ausencia revela que el patrimonio considerado como el de la humanidad es en realidad solo la mitad de la raza humana. Las relaciones con sede en género tienen un impacto en la definición de patrimonio. La exclusión de las mujeres del patrimonio sostuvo digno de ser preservadas, mostradas y transmitidas a las generaciones futuras como testimonios notables de la historia de la humanidad, hacen la cuestión de la selección y el valor. Su reconsideración es posible gracias a una redefinición de la herencia más inclusiva, teniendo en cuenta el contexto histórico y social de crear y recibir objetos. La salvaguardia de su patrimonio es esencial porque contribuye a su inclusión en la memoria colectiva, el reconocimiento de su valor, su historia y su lugar en el espacio público. El museo participa en institucionalizar los esfuerzos para dar poder a las mujeres y promover la igualdad de género.

  • 8 Traducido por el autor: «El Museo Nacional de Mujeres en las Artes trae reconocimiento al Achiev ( …)
  • 9 Meret Oppenheim: Licenciatura Amistades, 26 de abril al 14 de septiembre de 2014; Total de arte: video contemporáneo, (…)

8Ouvert au public en 1987, le National Museum of Women in the Arts peut être considéré comme l’un des musées de femmes ayant la plus grande envergure en ce qui concerne sa collection et ses medios financieros. La colección de obras de artistas de mujeres reunidas por su fundador, Wilhelmina Cole Holladay, está en el origen del museo. Además del regalo de su colección, también buscó activamente la financiación necesaria para su creación y operación. La solución exitosa fue construir un nuevo museo, en la dirección de un lugar oficial de afirmación de la hermosa y legitimación de las obras, con una imponente arquitectura y ubicada en el corazón de una ciudad de poder. Este museo le da una gran visibilidad a las creaciones de las mujeres. El alcance simbólico de la institución se utiliza para promoverlos y resaltarlos. La ambición del museo se define así: «El Museo Nacional de Mujeres en las Artes trae reconocimiento a los logros de los artistas de la mujer de todos los tiempos y las nacionalidades por expositor, preservando, adquiriendo y mediante la realización de investigaciones sobre el arte producido por las mujeres y la educación. El público a sus producciones8. «Para lograr sus misiones, el museo retiene y enriquece una colección permanente, organiza exposiciones temporales, administra una biblioteca y un centro de investigación, publica libros, organiza programas educativos. Eventos culturales y organiza una librería; Todas estas actividades relativas a los artistas de mujeres. El museo ha desarrollado una importante política de exposición temporal: a retrospectivas dedicadas a un artista, como Meret Oppenheim: Sweet Friends, se agregan exposiciones sobre técnicas artísticas como video artística, Total de arte: video contemporáneo, diseño, moderno Norte: Mujeres Diseñadores de mujeres en Vogue , pero también las artes tradicionales, «trabajo a mano»: trabajos invisibles y edredones históricos. Se han presentado obras de reconocidas colecciones, con una nueva mirada a las colecciones permanentes de grandes instituciones, como los realistas románticos: los artistas de las mujeres de Louvre, Versalles y otras colecciones nacionales francesas o una colección imperial: artistas de mujeres. Museo de ermita. Otras exposiciones se centraron en producciones artísticas de áreas geográficas con poca visibilidad en los museos occidentales, un sueño … pero no el tuyo: arte contemporáneo en Turquía o en el país de las maravillas: pinturas aborígenes australianas. También se otorga un lugar a las representaciones, las condiciones para la creación de mujeres y demandas feministas, modelos: identidad femenina en fotografía americana o retratos de mujeres por mujeres, ¡las chicas guerrilleras responden o wack! Arte feminista y revolución9.

  • 10 de acuerdo con el comienzo de la intervención de Griselda Pollock, «El museo medio vacío: visi (…)

9bian que el Museo Nacional de Mujeres en las Artes es un Museo de Arte Clásico, su propósito en diferencia. Al principio, no parece ser cuestionar la estructura tradicional del museo que es Organizado en torno a obras de arte, colecciones, edificio y público: ocupa el modelo del Museo del Arte Occidental, su definición de bellas artes y el discurso canónico de la historia del arte. Sin embargo, solo está dedicado a las obras de Los artistas de la mujer. Esta exclusividad del museo destaca la presencia marginal de las mujeres en otros museos de arte. Solo dando opiniones de las mujeres artistas, el Museo Nacional de Mujeres en las Artes realiza una inversión radical de la situación que se puede observar en otros museos En contradicción con estos d. Enconiers, que afirman exponer una creación artística universal y representativa, este museo de mujeres implica que las otras instituciones preferirían ser museos de hombres denunciando a sus colecciones masculinas casi exclusivamente, centradas en el hombre occidental, blanco y heterosexual. El Museo Nacional de Mujeres en las Artes denuncia el «Museo Medio Vacío10», de acuerdo con la expresión del habla del historiador del arte Grégéda Pollock, y trata de «hacer visible lo que sigue siendo invisible» (Vinson, 2007: 5) en otros museos de arte . Para enfrentar su ausencia de la narrativa histórica, el museo escribe una historia del arte de las artistas de las mujeres. Este enfoque para resaltar a los artistas importantes más cerca de los museos monográficos, como el Museo Georgia O’Keeffe en Santa Fe en el Museo de Nuevo México o Barbara Hepworth y el Jardín de Escultura en St Ives, Gran Bretaña. Los modelos de mujeres que se han destacado en los dominios artísticos o intelectuales ayudan a cambiar las mentalidades, luchar contra los prejuicios discriminatorios y abrir nuevas formas.Sin embargo, uno de los riesgos para crear un museo de mujeres ilustres, sin embargo, para resaltar la idea de excepciones, las mujeres brillantes que habrían aparecido en momentos raros y solo surgirían puntualmente en el futuro. Una distinción establece implícitamente entre mujeres y mujeres famosas en la vida cotidiana que tendría menos valor y cuya historia no sería digna de ser preservado.

El piso a las mujeres

10L’inational Museo de Mujeres (Imow), con sede en San Francisco, representa otro tipo de museo de mujeres en el que se otorga la palabra a las mujeres que son, esta vez, escuchadas en toda su diversidad e invitadas a participar activamente en el desarrollo de online. Contenido de la exposición. A partir de los casos individuales, el propósito se expande a todas las mujeres e internacionalmente, que son ilustres o anónimos, al integrar sus palabras y sus obras a temas humanitarios globales. El museo no muestra su campo de acción en un dominio o en algunas figuras femeninas, sino en temas sociales y en las diversas respuestas que las mujeres pueden traer. Al defender un discurso de museo participativo, su propósito es valorarlos y promover sus derechos.

  • 11 Traducido por el autor: «El Museo Internacional de Mujeres (el Museo, Organización, Imow ), BA (…)
  • 12 Imaginando la igualdad: sus voces sobre los derechos humanos de las mujeres, 2014, Ignite: Mujeres que alimentan la ciencia y (…)
  • 13 Amnistía Internacional. 2016. Burkina Faso. Una foto de exposición muestra la lucha de las mujeres y (…)

11l’inational Museo de Mujeres es una organización privada sin fines de lucro, financiada por donaciones privadas, empresas , fundaciones privadas y subsidios al gobierno (Offen & Colton, 2007: 25). Fusionado en 2014 con el Fondo Mundial para las Mujeres, su proyecto es cambiar las condiciones de vida de las mujeres «trabajando Para transformar sistemas, economías y culturas «(Conferencia Internacional de Museos de Mujeres, 2016: 42). Sus objetivos están definidos. Como tal: «Una misión es fomentar la creatividad, la conciencia y la acción sobre temas globales para las mujeres. La misión se realiza a través de exposiciones en línea utilizando tecnología avanzada, asociaciones estratégicas con los medios y otros grupos que defienden los derechos de las mujeres, y los eventos e instalaciones en países de todo el mundo. La programación del museo se centra en las cuestiones de derechos de las mujeres contemporáneas y da la oportunidad a una audiencia global para participar y actuar sobre estos temas11. «(Declaraciones financieras de Itow: 5.) Las exposiciones abordan temas específicos de las mujeres, como sus derechos o maternidad, imaginando la igualdad: sus voces sobre los derechos humanos de las mujeres o las MAMA: la maternidad de todo el mundo, pero también las áreas en las que sus voces no se escuchan. Y a menudo se excluyen, como la economía, la economía: las mujeres y la economía global, la política, las mujeres, el poder y la política, la ciencia y la tecnología, encienden: las mujeres que alimentan la ciencia y la tecnología, o la religión, Muslima: arte y voces de mujeres musulmanas12. El Museo Internacional de Mujeres se considera un museo de cambio social. Su funcionamiento puede recordar que de una asociación, como Amnistía Internacional, que propone una acción a escala global con un objetivo humanitario. El compromiso social y político del museo, claramente afirmado. , hace que sus fronteras sean bastante imprecisas con una estructura asociativa. El museo se está extendiendo principalmente. En línea, con exposiciones de obras en formato digital, y también organiza exposiciones in situ en todo el mundo. La opción de desarrollar los resultados en línea del deseo de llegar a las generaciones jóvenes de las mujeres y dar un alcance global a los valores que defiende el museo. Por su falta de estructura de arquitectura y recolección, el museo es completamente desmaterializado. Al desarrollar sus acciones en forma de eventos temporales, en línea o en espacios físicos invirtieron el tiempo de una exposición, el Museo Internacional de Mujeres cuestiona la definición tradicional del museo. Sa raison d’être repose sur l’implication des femmes, issues de divers horizons, autour d’un projet les concernant directement et conçu pour ne laisser in fine de traces qu’auprès des individus, en les valorisant, les sensibilisant et les encourageant a actuar. El objetivo de las exposiciones es sobre todo para ser lugares de expresión en las preguntas actuales y «Amplificar las voces de las mujeres» (Offen &

Colton, 2007: 19). Los comisionados, artistas y participantes provienen de diferentes países.El propósito está construido a partir de las palabras y las obras de las mujeres. En la exposición imaginar la igualdad: sus voces sobre los derechos de las mujeres, por ejemplo, los contenidos se organizan en torno a cinco temas principales: cuerpo, poder, identidad, violencia y crecen. El papel del museo es supervisar y ordenar la multiplicidad de estas historias de las mujeres, para incluirlas en un discurso más amplio del museo que ya no tendría la economía de voces y matices plurales. Las exposiciones establecidas pueden compararse, por ejemplo, a la organizada por Amnistía Internacional en Burkina Faso13 que contó la vida y la lucha de las mujeres contra la violencia en torno a doce retratos fotográficos: los retratos que restauran a las mujeres su humanidad y muestran la diversidad de su Caminos de vida. Al igual que esta exposición, el Museo Internacional de Mujeres da un lugar premium a los testimonios porque le permiten colocar a la persona en el corazón del discurso y preservar la singularidad de los experimentos cruzando los ojos alrededor de la misma pregunta. Los testimonios de mujeres, escritos o visuales, dales sucesivamente y presentan la multiplicidad de sus opiniones y sus situaciones. En esto, estas exposiciones muestran una imagen de mujeres en contradicción con la reducción de prejuicios.

Mejore las mujeres de las minorías étnicas

12 lugares de aquellos con un alcance internacional hay Otros museos de mujeres que están más ancladas en su entorno local y se adaptan a las necesidades de una comunidad. Las acciones están orientadas hacia un territorio de proximidad y apuntan a la integración local del museo y la participación de la población. El ideal de inclusión y no discriminación trae museos para recurrir a mujeres de clases y antecedentes desfavorecidos.

13consacré a vietnamita, el Museo de las Mujeres de Vietnam (VWM) de Hanoi es emblemático de esta otra categoría porque es particularmente Interesado en las mujeres de las minorías étnicas. El museo se fundó en 1987 sobre una decisión del Gobierno de la República Socialista de Vietnam y abrió sus puertas al público en 1995. Es como un museo cultural e histórico en el género y un centro de investigación científica para la investigación de mujeres. Vietnamita ( Thi Tuyet, 2007: 70). El papel del museo es crear conciencia sobre la igualdad de género con las propias conciencesiciones de sus derechos, y de manera más amplia con la comunidad, los responsables políticos, pero también los extranjeros, lo que lo hace conocido historia y cultura de vietnamita (ibid.: 78 ). Desde una posición ideal en el centro de la capital, el museo desea expandir su alcance a todos los Vietnam. Por lo tanto, diseña proyectos para personas desfavorecidas que viven en áreas rurales remotas y propiedad de comunidades marginadas geográficas y sociales (ibid.: 76). Las mujeres de las minorías étnicas son víctimas de una doble exclusión, debido a su sexo y su membresía cultural. El museo trabaja tanto para la igualdad de género en diferentes redes sociales y la lucha contra la discriminación étnica. El museo se dio como una ambición de abordar a todas las mujeres, sin condiciones de clase social, nivel de educación o lugar de vida. Se despliega fuera de las paredes para crear conciencia sobre la igualdad de género con poblaciones remotas. El museo se lleva a cabo con exposiciones itinerantes en colaboración con la comunidad local y de sus expectativas (Ibid.: 76). Los estudios de campo fueron realizados por la institución para identificar específicamente el lugar de las mujeres en las comunidades rurales y realizar iniciativas adaptadas a su situación. Parecía que tradicionalmente están confinados al trabajo doméstico y participan menos en la vida social y económica que los hombres. Tampoco reciben la misma educación, siendo a veces analfabetos, lo que frena fuertemente su emancipación. El museo también trata de preservar y mejorar el conocimiento tradicional de las mujeres en grupos étnicos. Les da una exposición y un espacio de ventas para sus textiles y productos manufacturados (Ibid.: 77). Esto contribuye al reconocimiento de su trabajo, lo que le da una visibilidad ampliada, más allá del espacio privado y un valor financiero valioso para las mujeres como individuos y para su grupo étnico. La venta de sus productos, contribuyendo a los ingresos en el hogar, les proporciona un lugar mejor reconocido dentro del núcleo familiar y la comunidad. Además, esta actividad económica participa en la preservación del patrimonio intangible de las minorías étnicas y la valorización de la práctica femenina del tejido.

Del activismo político: la lucha contra la violencia

14 Otro tipo de museo todavía está posicionado de manera uniforme con respecto a la violencia contra las mujeres. El museo activo de las mujeres en la guerra y la paz (WAM) en Tokio encarna este último tipo. Al final de su vida, Matsui Yayori, periodista y activista por los derechos de las mujeres, creó este museo en 2002 para que su acción militante continúe después de su muerte. Si bien algunos museos de mujeres están cerca de los territorios en los que se implantan, sus valores inevitablemente los llevan a un proyecto humanitario más amplio que supera los límites geográficos y comunitarios. En este contexto, el museo puede convertirse en un lugar de memoria, justicia, acción y lucha, pero también un sitio que promueve la igualdad de género, la paz y el desarrollo de la sociedad.

Las mujeres han jugado roles importantes como civiles y militares en el período de guerra; Sin embargo, el ejército tradicionalmente regresa a los valores masculinos, la virilidad y la fuerza, ubicadas en las antípodas de la noción de feminidad. Los museos de mujeres similares a los museos de historia, como el Museo de Mujeres del Ejército de los Estados Unidos en Fort Lee en Virginia, y el Museo de la Guerra Civil de la Mujer en Bardstown en Kentucky, cuestionan el lugar dado en la narrativa histórica. Mujeres en conflicto armado y tratar de superar su ausencia pagando homenaje a sus contribuciones. Aunque desarrolla su propósito en torno al tema de las mujeres y la guerra, el museo activo de las mujeres en la guerra y la paz, sin embargo, adopta un ángulo de aproximación muy diferente de estos dos museos. Más centrado en la violencia sexual contra las mujeres en la guerra (Conferencia Internacional de Museos de Mujeres, 2016: 55), trabaja en particular con un mejor reconocimiento de la esclavitud sexual establecida por el ejército japonés hasta que el ejército japonés hasta en 1945 en Asia y el Pacífico . El Museo activo de las mujeres en la guerra y la paz informa los hechos históricos sobre los delitos sexuales y las posiciones en sí mismo como un espacio de memoria y reconocimiento de la violencia comprometida. La reconstitución de los eventos históricos está acompañada por un deseo de romper el silencio, luchar contra el olvido y rendir homenaje a las víctimas. La parte de la historia contada por el museo ha sido denegada y discutida porque el sujeto era extremadamente sensible a Japón. La posición del museo fue en contra de los discursos oficiales. El museo activo de la mujer en la guerra y la paz denunció la lágrima del ejército japonés y, en particular, el desarrollo por las instancias de poder de un sistema servo. En otras palabras, la violencia sexual se erigió en un sistema y no el deslizamiento aislado; Un problema que se une a temas geopolíticos entre los países asiáticos, ya que la violencia se ha cometido en territorios conquistados. El acceso a las fuentes es complejo. Ante estas brechas, el museo recoge los testimonios de los sobrevivientes antes de desaparecer. Los sobrevivientes se tomaron un tiempo para hablar y no fue hasta la década de 1990 que se escuchará (Museo activo de la mujer en la guerra y la paz: 2016). El enfoque histórico de recuperación de archivos para documentar los hechos está forrado con el activismo político. El museo se percibe como un lugar de memoria de crímenes de guerra y atrocidades, pero también es el portavoz de las víctimas. Lucha contra la impunidad y la justicia se aplique sin discriminación (ibid.). Si el museo se convierte en eventos anteriores, también es una institución con valores humanísticos, sirviendo a la sociedad y actuando para construir la paz. De los hechos históricos, exige vigilancia de todos y todos sobre los abusos que actualmente perpetrados. El museo activo de las mujeres en la guerra y la paz lucha activamente, y de manera más amplia, en contra de la violencia de las mujeres hoy: la esclavitud, la violación como arma de la guerra y como un instrumento de terror, o el turismo sexual. También participa en la creación de una red internacional de solidaridad (ibid.) Que constituye una contra-poder independiente de la potencia estatal, donde las personalidades se agrupan para trabajar con un mundo sin violencia con respecto a los derechos de las mujeres y la dignidad humana. .

Conclusión

16CE En las pruebas cortas de la tipología tiene como objetivo representar la gran pluralidad de los museos de las mujeres en lugar de la elaboración de una clasificación integral y definitiva. Esta primera mirada a la diversidad de sus proyectos y estructuras hace posible formular varias propuestas.Tandis que certains établissements reconduisent une image classique du musée d’art et du patrimoine, autour d’une collection d’œuvres et en privilégiant les missions de conservation et d’exposition, d’autres utilisent le musée comme un porte-parole des voix mujeres. A escala local a un alcance más global e internacional, los museos de mujeres posicionan su ángulo de enfoque de manera diferente, con cada una de las respuestas a la discriminación. Mientras que el Museo Nacional de Mujeres en las Artes restaura la visibilidad de los artistas de la mujer ausente de la historiografía y la museología, el Museo Internacional de Mujeres encarna un lugar de expresión para las mujeres de todos los orígenes en temas contemporáneos comunes para fomentar su emancipación. Museo de la mujer de Vietnam, mientras tanto, está delimelizado en su territorio geográfico y está interesado en las mujeres de las minorías étnicas rurales y marginadas. Finalmente, el museo activo de la mujer en la guerra y la paz participa en el reconocimiento de los delitos cometidos en el pasado y defiende activamente los derechos de las mujeres para construir la paz en el presente y en el futuro. Aunque existen en una variedad de contextos y se describen muchas orientaciones posibles, estos museos tienen en común trabajar por la causa de las mujeres. Los proyectos de su museo coexisten, interactuando poco, pero no se oponen, porque participan del mismo fenómeno y están revelando evoluciones sociales que tienen lugar. Su despliegue en todo el mundo revela la recurrencia de las desigualdades, tanto en el mundo occidental como en otros lugares, y el complejo problema que persiste en relación con los derechos de las mujeres, a pesar de las situaciones políticas, sociales e históricas multiformes. El desarrollo de los museos de la mujer testifica la creciente prioridad otorgada a la igualdad de género, incluso si a menudo permanece a nivel de discursos oficiales y que los cambios en profundidad son largos para establecer. El impacto de los museos de las mujeres es obviamente para calificar. Su intención humanista permanece del orden de un ideal; Sin embargo, tiene una influencia concreta en su proyecto de museo. Incluso si no resuelven todos los problemas contemporáneos en el lugar de las mujeres en la sociedad, estos museos piden su transcripción e integración de las cuestiones políticas y sociales actuales al espacio institucional y sus funciones de preservación, de investigación y comunicación. A pesar de su singularidad y el pequeño número de este grupo con respecto a la gran familia de museos, abren nuevas perspectivas y se refieren a las propuestas, en curso y viniendo, con respecto al mundo del museo en su conjunto, entremezclando el patrimonio, la igualdad de género y el Desarrollo de la sociedad dentro de la institución.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *