ESTELA

DANZA/ Cabaret, teatro y cine musicales.

Nacida como Ramona Ajón Pérez en La Habana hacia 1915, viajó por primera vez a EEUU en 1930, para cumplir contratos como bailarina junto al elegante bailarín, René Rivero Guillén (Cárdenas, Matanzas 1916). Con sólo 15 años ambos comenzaron sus exitosas andaduras en EEUU.

La pareja de Estela y René, durante muchos años, en los que permanecieron sin rival y aclamados en los mejores cabarets de EEUU, al punto de convertirse en la preferida de los neoyorquinos, quienes les dieron categorías como:
– «la reina de Broadway» a la insuperable Estela;
– «el rey del tornillo» a René, por sus habilidades en la ejecución de esta figura al bailar el SON tradicional, al que erróneamente le llamaban ‘rumba’. A esto hemos estado siempre expuestos los cubanos, a sufrir por los cambios de nombres en nuestros bailes, a estos brillantes bailarines SONEROS les llamaban ‘rumberos’, luego en el cabaret Copacabana (1945) a otros de nuestros bailarines les llamaban ‘salseros’; logramos corregirlo y luego volvieron a imponer ‘salsa’ a nuestro Casino. En fin, a lo que vamos…

Desde mediados de la década de 1930s hasta 1945, que decidió trasladarse a los escenarios de Tampa, Estela mantuvo una brillantez única en cada actuación, por su carisma, sus movimientos corporales y sus impecables vestuarios fue muy imitada por otras bailarinas que le continuaron al crecer la demanda con el boom de otros ritmos cubanos que causaban sensación después de 1940 (el Mambo, la Conga y el arrebatador Cha cha chá). En este álbum iremos actualizando información sobre su exitosa carrera de cine, teatro y cabaret entre el continente americano y París.

FUENTES

– maestro Eric Turro/ Artículo de Rosa Marquetti en el Blog del periodista y coleccionista cubano, Roberto García.

Compartir: